Libro: No Office » Parte 2 - Two Capítulo 30 - Mantén las cosas seguras | socialize.md

- Socializa

Así se puede conocer a otros seres humanos fuera del trabajo y establecer excelentes relaciones personales.

“Los seres humanos somos seres sociales. Venimos al mundo como resultado de las acciones de otros. Aquí sobrevivimos en dependencia de los demás. (..) Por eso, no es de extrañar que la mayor parte de nuestra felicidad surja en el contexto de nuestras relaciones con los demás.”
Dalai Lama XIV

¡Trabajar desde casa te da un empujón para socializar después del trabajo!

Como llevo casi dos décadas trabajando desde casa, la gente me sigue preguntando si no echo de menos a otros humanos. Me miran y ven a un extrovertido que parece estar atrapado en casa sin contacto real con los demás. La situación no puede estar más lejos de la realidad.

No echo de menos a la gente, ya que creo que tengo una vida social mejor que la mayoría de las personas que trabajan en oficinas. Sí, de verdad lo creo.

Basta con observar a un empleado de oficina típico. Llegan a casa del trabajo completamente agotados, sin energía. Han visto a mucha gente durante su jornada en la oficina, así que ahora quieren estar solos. Por eso es por lo que muchos simplemente prefieren ver la televisión o ver Netflix por las tardes. Están cansados de la gente.

Sí, los empleados de oficina socializan, pero principalmente los fines de semana. Pero no entre semana.

Yo me encuentro en la dirección contraria. No veo a mucha gente durante mi jornada laboral y por las tardes estoy deseando hacer algo con mi familia o quedar con amigos. Dispongo de un rango de tiempo mucho más amplio para socializar.

Nota al margen: Escribo este capítulo cuando todavía estamos en la pandemia mundial de la COVID-19. Me duele escribir esto ya que ahora no puedo socializar tanto como lo haría. Pero tengo la esperanza de que todos nos vacunemos y volvamos a socializar mucho más en lo sucesivo. Por lo tanto, escribo este capítulo como algo aspiracional. ¡Espero que este capítulo sea útil, muy pronto!

Personas que eliges conocer frente a personas que tienes que conocer

La diferencia principal entre socializar en el trabajo y después del trabajo es la calidad de las relaciones. Cuando vas a una oficina, tienes que conocer a ciertas personas, te guste o no. Tu jefe o las circunstancias mismas eligieron a estas personas para estar en tu lugar de trabajo y simplemente están ahí. Puede que te gusten algunas personas, pero puede que otras no sean tu tipo de personas favoritas. Pero simplemente hay un vínculo entre vosotros.

Cuando trabajas desde casa, intentas no relacionarte demasiado a menudo con gente del trabajo que no te gusta. Y después del trabajo, tienes mucha más libertad para elegir a la gente con la que quieres quedar.

Otra ventaja es que con la gente del trabajo se habla de… trabajo. Con tus amigos de la vida real hablas de otras cosas.

Lo más importante es que la gente de fuera del trabajo te quiere tal y como eres. No les importa si eres CEO, gerente o empleado de la línea de producción. Les gustas por ser tú.

Debería saberlo. Cuando mi esposa cambió de trabajo y nos mudamos al lugar en el que vivimos ahora, muchos de sus nuevos colegas pensaron que cuando dije: “Trabajo desde casa” realmente quería decir que no tenía trabajo. Pensaban que era mi mujer la que tenía una carrera profesional y yo era un padre de familia que se quedaba en casa. No sabían de mi presencia digital y de que era CEO de una empresa internacional de software. Y no les importaba mientras nos divirtiéramos pasando el rato.

No creo que haya que convencer a nadie de lo bueno que es salir por ahí con otras personas y ser uno mismo.

El horario de trabajo flexible me ayuda a socializar a través del deporte.

Una de mis formas favoritas de socializar es haciendo deporte. Soy triatleta no profesional y me gusta nadar, correr y montar en bicicleta de vez en cuando para mantenerme en forma. Hace unos años también me apunté a clases de tenis y cada año voy mejorando en este deporte. Son disciplinas distintas y todas ellas me ayudan a socializar.

Como se mencionó en el capítulo 15 sobre el horario flexible, al trabajar desde casa no trabajo exactamente de 9 a 5. Siempre me tomo un descanso en algún momento del día para hacer un poco de deporte. Y a veces lo hago solo (como correr por la playa escuchando un audiolibro) pero muy a menudo lo hago con alguien. Aquí tienes unos ejemplos:

  • Los lunes empiezo a trabajar un poco más tarde ya que por las mañanas hago una hora de natación con mi colega Salvador. Entrenamos juntos y después nos tomamos un café rápido y ambos volvemos a nuestros trabajos.
  • Los miércoles intento trabajar duro por las mañanas para poder tener un descanso más largo a primera hora de la tarde para dar un paseo de dos horas en bicicleta con uno de mis colegas: Robert, Dan o Nick (¡o todos!)
  • Los viernes tengo el partido de tenis semanal con mi amigo Steve.

Te aseguro que tengo una vida social muy ocupada gracias a los deportes. Todos estos colegas son personas diferentes. Cuando hacemos deporte juntos conectamos, hablamos de muchas cosas, establecemos relaciones sólidas. Y por cierto, cada viernes, después de hacer mi revisión semanal (véase el capítulo 16) y dedicar tiempo al desarrollo personal (véase el capítulo 17), este partido de tenis con Steve es la guinda del pastel. Es un final perfecto para una semana de trabajo.

Las aficiones fuera del trabajo ayudan a conectar con otras personas.

No solo los deportes te ayudan a socializar. Radek, de nuestro equipo y mi coanfitrión en “The Podcast”1, después del trabajo va en bicicleta al “Hackerspace de Varsovia”, donde conoce a gente de distintos ámbitos y empresas. Lo que todos tienen en común es que les gusta modificar máquinas industriales complicadas para construir cosas interesantes. A pesar de que Radek se considera una persona introvertida, le encanta pasar el rato con esta gente y aprender de ellos y pasar el rato en un espacio que está lleno de cosas interesantes que hacer.

De nuevo, gracias al hecho de que trabaja desde casa y pasa solo la mayor parte del día, dispone de mucho ancho de banda emocional para luego conocer gente y entablar amistades que no tienen nada que ver con su trabajo diario.

Los niños ayudan a conocer a nuevas amistades

Ya que hablamos del ancho de banda emocional, hay criaturas que al parecer tienen una cantidad ilimitada. Nuestros hijos. Después de todo el día en el colegio siguen queriendo jugar, reunirse, correr y hacer otras locuras.

Si tienes hijos, aprovecha esta energía y utilízala a tu favor organizando salidas infantiles de juegos y conociendo a los padres de otros niños.

Tengo tres hijas pequeñas (12, 8 y 4 años) y lo que he aprendido en todos estos años de ser padre es que tu círculo de amigos se verá influenciado por el entorno escolar. Tus hijos querrán jugar con sus amigos, por lo que acabarás conociendo a los padres de estos niños. Así que aprovéchalo y conoce a gente nueva. Lo más probable es que si a estos niños les gustan tus hijos, posiblemente a ti te gustarán sus padres.

En lugar de temer la organización de salidas infantiles de juegos, aprovéchelas. Conoce a los otros padres y pasa el rato con ellos mientras los niños juegan. Así es como conocí a algunos de mis mejores amigos actualmente. A través de mis hijas.

Por eso, a menudo, durante la semana de trabajo, planificamos salidas infantiles de juegos por las tardes y, de esta manera, podemos socializar tanto los niños como los adultos.

La misma regla se aplica a las fiestas de cumpleaños. Cuando se organizan, muchos niños vienen a jugar, pero muy pocos padres se quedan. Por lo general, simplemente dejan a los niños y más tarde los recogen cuando la fiesta ha terminado. Lo entiendo. Estos adultos tienen unas horas para ellos solos, lo que es un lujo. Pero si puedo, prefiero quedarme en la fiesta de cumpleaños. De esta manera simplemente paso el rato y charlo con los pocos padres que también se han quedado. Mientras los niños juegan tenemos la oportunidad de tomar una cerveza o un café y conocernos. He hecho bastantes amigos nuevos gracias a eso.

Anima a tu equipo a que tengan vida fuera del trabajo.

En el capítulo 14 expliqué la importancia de fomentar en el equipo la vida fuera del trabajo. Cómo ofrecer extras como la suscripción a un gimnasio y otros incentivos para tener aficiones después del trabajo.

También se trata de motivar a las personas para que compartan su vida fuera del trabajo. Por lo general, en nuestras reuniones (véase el capítulo anterior) pedimos a los miembros de nuestro equipo que hagan presentaciones sobre sus aficiones. Hemos aprendido sobre el tostado de café, la renovación del hogar, la vida en Taiwán, el entrenamiento de triatlón, la donación de sangre y muchas otras cosas que apasionan a los miembros de nuestro equipo. Así fomentamos los intereses y conseguimos que la gente salga de su zona de confort y no pretenda que su vida laboral sea lo único interesante que hay en su vida.

Asegúrate de que la gente sale de verdad.

Cuando se produjo la pandemia de la COVID-19, muchos empresarios me preguntaron cómo podían asegurarse de que las personas que ahora trabajan desde casa lo hicieran de verdad. Me hizo reír. Les dije que no se preocuparan de que la gente no trabajara. Les dije que deberían preocuparse de que la gente trabajase demasiado. Le expliqué que para mí mi trabajo principal es asegurarme de que los miembros de mi equipo realmente salgan de casa. Vete a dar un paseo. Reúnete con otras personas. Busca un hobby que te guste.

Por eso, cuando hago mis reuniones periódicas de puesta al día con todos los miembros del equipo (véase el capítulo 24), les pregunto por sus hobbies. Siento curiosidad por saber qué hacen fuera del trabajo. Simplemente quiero asegurarme de que no se machaquen y se quemen trabajando. Quiero que disfruten de una buena salud de cuerpo y mente.

¿Cómo socializar en tiempos de pandemia? Utiliza las videoconferencias.

Al igual que he explicado en los capítulos anteriores, cómo me conecto con los demás miembros del equipo (véase el capítulo 24) y con los clientes (véase el capítulo 25), puedes utilizar simplemente la videoconferencia para reunirte con gente.

Uno de mis mejores amigos vive a tan solo 2 km de mí, pero le da mucho miedo el virus y no quiere quedar en persona, ni siquiera al aire libre con mascarillas. No le culpo, todo el mundo tiene derecho a ser tan precavido como quiera y deberíamos respetarlo. Así que decidimos programar una reunión mensual café virtual por vídeo. Pasamos el rato, hablamos y simplemente recuperamos el contacto.

Mi mujer y yo hacemos también esto mismo con otras parejas con las que nos sentimos bien. Ahora no podemos reunirnos en persona, así que simplemente programamos una sesión nocturna de videoconferencia, acostamos a los niños antes, nos servimos una copa de vino y pasamos el rato con nuestros amigos. Así podremos todavía socializar y pasar el rato con la gente. Por supuesto que no es lo mismo que quedar con ellos en persona, pero de nuevo, tenemos la esperanza de que esta situación no se prolongue y en algún momento volvamos a tener citas para salir a jugar, cenas y otras actividades sociales sin exponernos a un virus mortal.

Lo único: ¡queda con gente después del trabajo!

Trabajar desde casa te da a ti y a todos los miembros de tu equipo una oportunidad increíble de conocer gente de fuera del trabajo. Así que hazlo prioritario. Apaga el ordenador y sal. Conoce a gente, conoce a tus vecinos y cultiva aficiones. Como la mayor parte del día estás solo en tu despacho de casa, tienes mucha energía y ancho de banda emocional para socializar después del trabajo. Esto te hará más feliz y, de forma indirecta, te hará mejor en tu trabajo.

  1. Hablamos del hobby de Radek en el episodio 211 de The Podcast FM: ThePodcast.FM/211 

Volver al Índice

Leer este capítulo en:

Comparte: NoOffice.org/es/socialize