Libro: No Office » Introducción - El cambio del trabajo moderno » Capítulo 2 - Tengo un equipo [Boceto] | team.md

Capítulo 2 - Tengo un equipo

¿Puedes crear un equipo Sin Oficina?

En el capítulo anterior he mencionado que creé Nozbe porque empecé a sentir la falta de organización. Leí el libro de David Allen titulado “Organízate con eficacia: Máxima productividad personal sin estrés,”1 que me sirvió de inspiración para crear una aplicación que me ayudase a trabajar mejor.

Cuando desarrollé un primer prototipo, no tenía la menor idea de si alguien, aparte de mí, encontraría alguna utilidad práctica a mi aplicación; sin embargo, después de anunciarlo a un grupo de aficionados a la productividad, la base de usuarios de Nozbe se disparó a 5000 usuarios en apenas tres meses.

Mientras se desarrollaba el proyecto Nozbe, era un negocio de una sola persona: yo gestionaba todo el código, el marketing y la atención al cliente. Y aunque me encantaba encargarme de todo, no tardé en darme cuenta de que necesitaba un programador mejor que yo si realmente quería que Nozbe llegase a un nivel muy superior.

Te presento a Tom: cómo contraté a mi primer programador a 200 km de distancia…

Como entonces vivía en Varsovia, me planteé contratar a alguien de la zona para que me ayudara con la programación. Me puse a buscar candidatos y encontré bastantes que podían encajar bien, pero el mejor, Tom, no estaba en Varsovia. Estaba terminando sus estudios universitarios en Toruń, que está a 200 km de distancia. Y su ciudad natal está cerca de Poznań, que se encuentra a 300 km de Varsovia. Y no quería trasladarse a Varsovia.

En un principio, me sentía escéptico ante la posibilidad de contratar a alguien de un lugar tan alejado. ¿Podría realmente crear un equipo verdaderamente “virtual”? ¿Especialmente en una etapa tan inicial de mi empresa emergente? ¿Sería capaz de pasar todo mi código base a una persona que se encuentra tan lejos? ¿Podría funcionar algún día?

Tom y yo nos reunimos en Varsovia para mantener la última entrevista y posteriormente volvimos a reunirnos para mantener una sesión de trabajo de un día completo. Conectamos. Quería que estuviera a bordo, así que decidimos intentarlo.

En ese momento no me di cuenta, pero lo que sucedió fue que conseguí la primera gran ventaja de tener una empresa “Sin Oficina”: no contratas a la mejor persona que puedes encontrar cerca de ti…

…contratas a la mejor persona para el trabajo, punto.

En realidad, no importa dónde se encuentren, siempre y cuando sean los mejores.

Entonces, ¿por qué necesito una oficina?

Después de un año de colaboración con Tom, necesitaba contar con otra persona que me ayudara con la atención al cliente. Me dirigí a una persona que me había ayudado anteriormente cuando trabajaba de consultor de marketing. Aceptó el trabajo, y aunque vivía muy cerca de mí en ese momento (justo al otro lado de Varsovia), dijo explícitamente que no quería tener que ir a ninguna oficina en caso de que yo en algún momento quisiera tener una.

Dos empleados a jornada completa. Sin oficina. Hasta ahora todo bien.

En los años siguientes, mi equipo creció hasta superar los diez empleados. Ninguno de ellos era de la misma ciudad. Estábamos “virtualmente juntos” mientras crecía la popularidad de Nozbe, no solo en EE. UU., sino también en Japón y Polonia.

Una vez más, a los usuarios de Nozbe no les importaba dónde estaba mi oficina. No sabían que trabajaba en un apartamento de un par de habitaciones. Solamente sabían la única dirección de Nozbe: Nozbe.com

Se incorporó más gente… ¡porque no teníamos oficina!

Recuerdo cuando contraté a Hubert, nuestro diseñador jefe, que vive en un pueblo pequeño en la frontera sur de Polonia. Los cazatalentos intentaban que se trasladase a Varsovia, pero él no cedía: no quería mudarse. No obstante, buscaba un cambio, porque en su pueblo, las perspectivas de trabajo no eran las ideales, en particular con su talento. Quería ganar más dinero y tener un trabajo más emocionante… pero seguir viviendo en su pueblo. ¿Sería posible?

Fue entonces cuando descubrí otra ventaja de hacer las cosas al estilo “Sin Oficina”: no solo puedes contratar a los mejores talentos, sino que también puedes ofrecerles magníficas oportunidades de trabajo y un salario mejor sin que se tengan que mudarse de ese lugar en el que sienten que está su hogar.

Esta fue una de las razones por las que Hubert empezó a trabajar con nosotros… y sigue encantado de trabajar con nosotros después de tantos años.

Algunas personas han aprovechado al máximo nuestra falta de oficina…

Contraté a Magda como mi asistente por recomendación de un amigo íntimo. Al principio, Magda era muy escéptica en cuanto al entorno laboral tipo “Sin Oficina”. Ella era de Varsovia y estaba acostumbrada a esa rutina de “levántate, maquíllate y ve a una gran oficina de grandes ventanales”. Pero siempre mantuvo un espíritu abierto y decidió probar.

Unos meses más tarde, me preguntó: “Michael, ¿me puedo trasladar a Francia? Siempre ha sido mi sueño vivir en Francia, y como, de todos modos, no disponemos de una oficina, esto en realidad no va a afectar a mi trabajo, ¿verdad?”

Y yo le pregunté: “¿Hay Internet en Francia?”

Los dos nos reímos y eso fue todo.

Se fue a vivir a Francia durante dos años y después volvió a Varsovia. Su sueño se había hecho realidad y su trabajo también estaba hecho. Sigue en la empresa y no podría imaginarme trabajar sin ella.

La experiencia de Magda ha descubierto otra gran ventaja de una empresa del tipo “Sin Oficina”: se puede conservar a las personas con talento incluso cuando quieren cambiar su estilo de vida de una manera radical. ¿Qué pasa cuando un miembro del equipo se quiere trasladar? Normalmente, tiene que dejar el trabajo. En Nozbe, Magda cambió de país de residencia durante dos años, pero podía seguir trabajando en la misma empresa.

Esta flexibilidad te permite ofrecer a los miembros de tu equipo un estilo de vida mucho mejor, ya que podrán elegir libremente dónde quieren vivir. A menudo, después de que una persona se haya acomodado en su puesto en nuestra empresa durante unos meses, empieza a pensar en trasladarse, algunos a su ciudad natal y otros a los sitios con los que siempre han soñado…

Y pueden hacer esto sin preocuparse en absoluto porque el trabajo para ellos no es un lugar al que ir, es algo que hacen.

¡A veces lo único que es constante es el trabajo!

Otro de los miembros de nuestro equipo es Luke, uno de nuestros asistentes de atención al cliente, que trabaja a tiempo parcial en Nozbe. A Luke le vuelven loco los cambios. Ha vivido en 30 apartamentos distintos y se ha trasladado a unos cuantos países entre los que se encuentran Polonia, Bélgica y Países Bajos. Odia el aburrimiento y le encantan los cambios.

Una de las pocas constantes en la vida de Luke es su trabajo en Nozbe. Este trabajo va con él dondequiera que vaya, ya que puede hacerlo (¡y lo hace muy bien!) en su portátil desde cualquier lugar del mundo. Este trabajo continuo le permite su estilo de vida de “atrápame si puedes”. Hace poco, en una de nuestras conversaciones personales, me confesó: “Michael, todo cambia en mi vida… excepto mi trabajo en Nozbe.”

¿Puedo hacer que mi equipo crezca así indefinidamente?

Ahora que hay más de 20 personas en mi equipo (y llevamos varios años con un equipo de este tamaño), puedo decir con total confianza que sí, que se puede hacer crecer un equipo sin unas oficinas centrales. Y hay equipos en remoto mucho más grandes que el mío: hay empresas dos o tres veces más grandes que Nozbe con toda la plantilla en remoto. Incluso hay empresas de más de 1000 empleados que no tienen oficina. Trataremos este tema con más detalle en los próximos capítulos de este libro.

Volviendo a Tom rápidamente, mi primer contratado, aún sigue conmigo. Pero ya no está en la Universidad. Es el director técnico de Nozbe y vive en su ciudad natal con su esposa y dos hijos. En los doce años que lleva en Nozbe, su vida ha cambiado drásticamente, pero su trabajo sigue siendo el mismo.

Conclusión importante: los estilos de vida pueden cambiar mientras que el trabajo sigue siendo el mismo.

Como empresa “Sin Oficina”, no basta con mejorar tu empresa y contratar a la persona más adecuada para un trabajo, sino que también puedes mejorar el estilo de vida de los miembros de tu equipo. Pueden elegir dónde y cómo viven. Y aunque sus situaciones pueden cambiar cuando se gradúan, se casan, tienen hijos, se trasladan a otro lugar por ejemplo… su trabajo sigue siendo la única cosa constante en sus vidas.

Siguiente: Capítulo 3 - ¿Tengo futuro?

Volver al Índice

Leer este capítulo en: